Diseñado por Catadores Design

Bahía Blanca: exportaciones de trigo crecieron un 147%

 

Durante los primeros diez meses de 2016 las exportaciones de trigo reportaron un incremento del 147 por ciento. Destacan el excelente desempeño exportador.
Por Agrofy News

bahia blanca exportaciones trigo crecieron 147?utm_source=dlvr.it&utm_medium=twitter
Trigo, óptimo desempeño exportador.


Los despachos desde el puerto de Bahía Blanca confirman su excelente performance, informó la Bolsa de Cereales y Productos local.

Durante los primeros diez meses de 2016 las exportaciones de trigo reportaron un incremento del 147 por ciento, al pasar de 957 mil toneladas en enero-octubre de 2015 a 2,36 millones de toneladas en igual periodo del corriente año. Es decir, un salto de 1,4 millones de toneladas.

El saldo embarcado en lo transcurrido de 2016 supera en un 130 por ciento el volumen de trigo exportado en todo 2015.

Por otra parte, se mantiene la diversificación de los destinos ya reflejada en las primeras operaciones del presente ciclo.

Si bien Brasil se presenta como el principal comprador del cereal, concentrando el 39 por ciento de las operaciones (883 mil toneladas), son interesantes las transacciones concretadas con otros demandantes no tradicionales. Países del sudeste de Asia se mostraron muy activos. Un ejemplo es Indonesia, país que captó el 20 por ciento del tonelaje de trigo despachado. Tailandia, Vietnam y Corea del Sur se posicionaron como importantes demandantes.

Al evaluar el impacto económico, se advierte que el tonelaje exportado de trigo se traduce en la generación de ingresos por más de 400 millones de dólares. Dicho flujo de recursos conlleva notorio impacto en la economía de la región.

 

EN EL AGREGADO
 

El tonelaje total embarcado (granos y subproductos) por las diversas terminales del puerto local en el periodo enero-octubre, sumó 8,93 millones de toneladas, esto significa 3 millones de toneladas más que lo reportado en igual etapa de 2015. Es decir un crecimiento del 52 por ciento.

Otros de los productos que mantienen un excelente desempeño y reforzaron la buena performance del puerto son maíz y cebada. El primero de los cereales embarcó 2,39 millones de toneladas (117 por ciento más), mientras que el segundo despachó 912 mil toneladas (158 por ciento más).

Al evaluar el impacto económico, en base a precios promedio de exportación, el complejo agroexportador local generó, en los primeros diez meses de 2016, ingresos por más 2.000 millones de dólares.

 

 

Vence el plazo para inscribir la cosecha fina
El Ministerio de Agricultura de la Nación (Minagri) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), informan a través de la página web de este último Organismo, la necesidad de que todo productor deba estar inscripto en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa), antes del 10 de noviembre de 2015, para comercializar su cosecha fina.

Se fundamenta dicha necesidad en  la problemática de las malezas resistentes, su impacto en la comercialización y exportación y la complejidad de las estrategias adoptadas para su control.

El requerimiento de información de mayor detalle y actualización constituye, de acuerdo a este comunicado,  un aporte al mejoramiento de la calidad de nuestros productos agropecuarios.

En el mismo comunicado se recuerda a los productores agrícolas, que la inscripción en elRenspa es obligatoria para todas las actividades del sector desde el 2008, y  que a partir de la Resolución 423/14, en su artículo 14, es obligatoria la actualización anual de los datos o toda vez que realice un cambio de actividad o cultivo.

Cada productor debe realizar la inscripción en la repartición del SENASA correspondiente al partido o departamento donde esté ubicada la explotación agropecuaria y de contar con explotaciones en distintos partidos o departamentos deberá formalizar inscripciones por separado en cada repartición correspondiente.

Reinscripción o actualización online

La reinscripción o actualización se realiza de manera on line en la página de web de AFIP, con clave fiscal. Se puede obtener el  instructivo y la resolución citada, en la página web de SENASA y debe presentarse la siguiente documentación:

Fotocopia de la/s partida/s inmobiliaria/s del predio de producción (impuesto/s inmobiliario/s).
Persona física: fotocopia del DNI
Personas juridicas: estatuto de la sociedad o contrato social, deben estar inscriptos en los pertinentes registros (inspección general de justicia, dirección de personas jurídicas, etc) y acta de designación de autoridades o documento donde surja el representante legal de la misma.
Sociedades no constituidas regularmente: contrato social, si lo tuviere y tanto de la sociedad como de sus componentes.
Sucesión: testimonio de la designación de administrador provisorio de la misma y la aceptación del cargo.
Fotocopia de un servicio público o certificado de domicilio del productor, emitido por la policía provincial.
Constancia de CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria) - AFIP -.
Fotocopia del contrato o título de propiedad del predio (documento que acredita su relación productiva con la ubicación del predio). Si el acuerdo entre partes fuera verbal, solicitar algún documento firmado por el propietario donde declara a quien autoriza a usufructuar su propiedad, debiendo estar certificada por escribano público.
Certificado de cumplimiento censal 2008 (censo nacional agropecuario), a nombre del productor que se inscribe al Renspa agrícola.

Aclaraciones

Se debe presentar fotocopia del impuesto inmobiliario del predio y en lo posible, debajo del mismo escribir un punto de latitud y longitud de cualquier lugar del lote, si es en el centro mejor.
Al certificado de cumplimiento censal 2008, están exentos de presentarlo aquellos productores que iniciaron su actividad desde enero de 2008 en adelante (adjuntar nota aclaratoria firmada).
Se pueden declarar conjuntamente más de una partida inmobiliaria por inscripción, si éstas son linderas (al menos se tocan en un punto) y pertenecen al mismo propietario.
Toda documentación debe ser presentada en original para su verificación o con copia autenticada por escribano público o juez de paz.

Fuente: Resolución 423/2014 y Centro de Gestión Agropecuaria
Proyectan fuertísimo retroceso en el área a sembrar con trigo

La proyección nacional de trigo de la próxima campaña por parte de la Bolsa de Comercio de Rosario indica un fuertísimo retroceso en el área sembrada a nivel nacional.

Si bien recién empieza la siembra, la intencionalidad indica que el cereal podría volver a sus niveles más bajos en superficie, con un total de 3,5 millones de hectáreas para la campaña 2015/16 estimados por la Bolsa de Comercio de Rosario. Podría sembrarse inclusive menos que en el ciclo 2012/13, cuando se cubrieron 3,55 millones de hectáreas.

La disminución la encabezan las provincias del norte del país y Entre Ríos con reducciones que están cerca del 50%. En Santa Fe y Córdoba las caídas esperadas estarían en el orden del 16%. Buenos Aires podría perder cerca de 300 mil ha sobre las 2 millones que registró en el ciclo precedente. En el principal núcleo triguero del sudeste bonaerense, el potencial de caída interanual podría superar el 30%, lo que comprometería la capacidad productiva nacional.

Extraña condición en el clima:

A esta altura del año pasado, junio mostraba un escenario hídrico que se calificaba entre muy bueno y excelente, inclusive en regiones mediterráneas como la provincia de Cordoba o en el norte argentino o Santa Fe. Lo mismo podía decirse de Buenos Aires.

Esta vez reina una extraña contradicción en el clima porque a pesar de que, en general, predomina un ambiente de alta saturación, las perturbaciones de los niveles medios de la atmósfera se mantienen estables.

Esto hace que no alcancen a producir las precipitaciones necesarias para la cama de siembra de muchas regiones. Las altas cargas pluviométricas que se produjeron durante el verano, sobre todo al oeste de la Región Pampeana, dejaron en profundidad reservas suficientes como para cumplir con el ciclo del cereal.

Pesa mas el factor económico:

El factor económico está teniendo una importancia más relevante que el factor agroclimático para decidir las siembras de este año. La incertidumbre comercial y los malos resultados económicos que caracterizan la campaña de este cultivo nuevamente instalaron un escenario de retracción del área a sembrar con trigo.

Hasta ahora se ha implantado el 11% del trigo a nivel nacional contrastando con el 25% que se observaba para esta época en el año pasado, cuando con mejores condiciones de humedad en los estratos superficiales del suelo pero también impulsado por un decidido aumento del cultivo en las rotaciones, las labores mantenían un acelerado ritmo de implantación.

Rindes de indiferencia, por las nubes:

Los rindes de indiferencia para el trigo 2015/16 son muy altos, más en comparación con los existentes a junio del año pasado. De allí que la intencionalidad de siembra manifestada es la de una reducción importante del área triguera, que, por el momento, se estima en torno al 20% frente al ciclo pasado.

Fuente: BCR

Un fantasma bajista para el mercado

De los 23,728 millones de toneladas entregadas por el productor al mercado, 53 por ciento fue con la figura de precio “por fijar”, algo histórico según los registros. Quedan todavía sin vender cerca de 38 millones de toneladas de soja, un volumen que se convierte en el principal factor bajista para el segundo semestre.

 

Durante las últimas tres semanas, en el período que tuvo lugar el paro del gremio aceiteros, tanto la exportación como la industria aceitera de soja siguieron con su ritmo de compras. Y los productores respondieron con un muy buen volumen de ventas, considerando la situación anormal que todo paro puede impactar en el flujo comercial.

 

En esta oportunidad, la operatoria en el mercado interno se vio limitado en el ritmo de entrega y descargas, pero desde el punto de vista comercial siguieron operando con relativa normalidad, viéndose afectado principalmente el normal flujo de oferta en la época del año de mayor actividad en la cosecha de soja.

 

Entre el 27 de abril y el 6 de mayo, los productores vendieron un total de 3,6 millones de toneladas de soja de las cuales un millón se vendieron “a fijar”. Las compras a precio por parte de exportadores e industria fueron entonces de 2,6 millones de toneladas, lo que arroja un promedio semanal de ventas de los productores de casi 900 mil toneladas. El total acumulado vendido por los productores en esta campaña, hasta el 27 de mayo, era de 23,728 millones de toneladas, 4,5 millones de toneladas más con respecto al volumen vendido a igual fecha del año anterior.

 

No obstante este gran volumen de oferta en el mercado interno, el precio de la soja disponible muestra una gran resistencia a la baja. Y el precio acusa bajas o subas considerables cuando así lo va indicando Chicago. El dato a tener en cuenta, y es el principal diferencial con respecto a la estructura de las ventas de productores con respecto a la campaña pasada, y es probable que tenga su impacto en el mediano plazo, es la distinta composición entre las ventas a precio y las ventas a fijar.

 

En esta cosecha el productor vendió un total de 23,728 millones de toneladas, de las cuales el 53 por ciento fue entregada “a fijar” (12, 6 millones) y el resto “a precio”.

 

No hay registros históricos de llegar al momento final de la cosecha de soja con semejante volumen de ventas a Fijar, y el menor volumen relativo de ventas a precio.

 

Sin dudas que el mercado estará influenciado en los próximos meses por la menor oferta de soja física en el mercado disponible y el gran volumen de oferta ya pactada a fijar. Podemos estimar que de aquí a las próximas dos semanas, cuando concluya la cosecha de soja, estimada en el 90 por ciento de acuerdo al informe semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la oferta podría llegar a superar las 1,2 millones de toneladas semanales.

 

En el balance al día de hoy, quedan todavía sin vender cerca de 38 millones de toneladas, y este es el principal factor bajista para el mercado durante el próximo semestre. Los productores deberían vender su soja antes que ingrese la próxima cosecha de Estados Unidos al mercado mundial. Hecho que es muy poco probable considerando la fuerte retención de los productores a desprenderse de la soja en un año electoral con muchas incertidumbre política y económicas. Queda como uno de los pocos factores que pueden revertir la potencial tendencia a la baja del mercado, algún problema climático en el cinturón estadounidense.

 

Por Pablo Adreani

Analista del Mercado de Granos, titular de Agri-PAC Consultores -www.agripac.com.ar

Cereales vs fertilización: una campaña con la vista puesta en los nutrientes

Luego de esta gran cosecha récord, la extracción de nutrientes es un tema esencial en vistas de el inicio de una nueva campaña fina, "la situación está medio complicada por el hecho de que en primer lugar, en algunas recorridas que realicé hay una baja de expectativa de siembra, sumado a que quienes estén planeando el cultivo, con los márgenes más acotados, y la alta extracción de nutrientes que ha habido, se va a complicar un poco la situación", explicó Fernando García del Ipni.

 

En este sentido, el especialista resaltó que "debido a que en los lugares que hubo altos rendimientos, ahora habrá una baja disponibilidad de nitrógeno, porque obviamente se extrajo la mayor cantidad en los cultivos de verano, y habrá que ver en esas situaciones cual es la decisión de los productores".

 

Además, García resaltó que "también vamos a tener mucha extracción de fósforo y azufre, ya que igualmente también se han extraído; igual lo primero es realizar un análisis de suelo, porque estos son los años que explicamos la importancia de analizar el suelo para hacer una toma de decisión más razonada, y poder alcanzar los objetivos".

A la hora de comentar sobre las diferencias entre el sur y norte bonaerense, García explicó que "hay dos situaciones muy claras y marcadas,en el sur, la cosecha gruesa no fue muy buena, justamente por la falta de agua, pero ahora ocurrieron algunas precipitaciones y se recargó el perfil, pero probablemente en esta zona, como no hubo mucha remoción de nutrientes, vamos a tener mejores niveles de nitrógeno, probablemente, en la zona norte allá algunas deficiencias, debido a los buenos rendimientos que se han alcanzado en la mayoría de los lotes".

Y continuó: "La clave será hacer un análisis de suelo, porque en realidad va a variar en cada lote, en cada ambiente, y eso es lo que hay que analizar. La remoción de nutrientes en los lugares donde hubo altos rendimientos, aunque sea soja vamos a tener, la cantidad de otros nutrientes, ademas de nitrógeno, también va a ser baja".

La aparición en el último tiempo e importancia de los micronutrientes, también son un tema que analizó García. "Los nutrientes que nosotros consideramos esenciales son 14 oficialmente, obviamente lo que enfatizamos siempre, es que miremos primero los más significativos, una vez que hemos corregido problemas de nitrógeno, fósforo y azufre, por ahí puede empezar a analizar las cuestiones de zinc y boro, que son los que más se destacan en el último año como deficientes, junto a los otros tres anteriores".

"Lo principal es cubrir N, P, S, y a partir de ahí, empezar a ver los otros, que están apareciendo, sin dudas, como problema, pero en esta campaña, las prioridades serán resolver y mejorar en estos nutrientes".

 

Fertilización y calidad para la fina

García comentó que la importancia que tiene la calidad para los productores en la fina es importantísima.

"Es un punto muy importante la calidad, si no haces calidad, no tenes muchas chances de vender el cultivo, ya sea tanto trigo como cebada, entonces, hay que ver como ajustan números los productores".

Por otra parte, el especialista señaló que "habrá que ajustar bien el paquete tecnológico para ver que rendimientos aspiran y dentro de esos casos, contar con la calidad, que está muy asociado a las proteínas, obviamente siempre cuando uno plantea en cualquier lote, la expectativa de rendimiento y otras herramientas, para eso será necesario ajustar los temas de nitrógeno para calidad".

Sobre la posibilidad de utilizar cultivos de cobertura, García afirmó que "para las zonas más al norte, hay muchas situaciones de perfiles saturados y napas elevadas, uno siempre piensa que con una cobertura invernal, trigo, colza o un cultivo de cobertura, que sea capaz de captar un poco de carbono, como raigras, avena y centeno, me parece que hay posibilidades de intensificar los sistemas".

Y continuó: "Las coberturas dan alguna oportunidad, de meter raíces, y captar nitratos antes que se laven, captar carbono, mejorar el suelo, y eso eventualmente mejora el balance de materia orgánica".

Además, el especialista aseveró que "en los lotes que hubo cobertura, en los últimos años se demostró que se pudieron controlar las malezas resistentes, porque compiten, parece que pensar en cultivo de invierno, y la cobertura, es una buena idea, luego sea soja y maíz, lo que se haga en el verano".

Por último, García añadió que "lo más importante para la presente campaña de fina que se avecina será realizar un análisis de suelo y contar con un paquete tecnológico apropiado para poder alcanzar la calidad y los rendimientos necesarios para cubrir los márgenes en esta campaña", finalizó.

 

Por Alejandro Besana para Infocampo.

 

Mercados USA 01/06/15 cierre

* Balance negativo para la soja en Chicago, en tanto el trigo duro se disparó en Kansas y Chicago, con impacto apenas positivo sobre las cotizaciones del maíz.  Petróleo y oro en baja, y el dolar recuperando terreno de manera significativa frente a una canasta de monedas. Sigue la opinión de portales especializados.

 

* La jornada se caracterizó por una performance firme del aceite de soja tras los anuncios del la EPA el último viernes. Lamentablemente no alcanzó para compensar el pobre desempeño de la harina de soja, noticias de Brasil que indicaban que los aceiteros elevaron sus estimaciones de cosecha en este país, el final de la huelga en la Argentina, cierta toma de ganancias y números de exportación de soja USA que disgustaron al mercado. El saldo implicó un retroceso en las cotizaciones de soja, si bien el poroto recortó pérdidas respecto del nocturno. Los fondos vendieron 4 mil contratos de soja y 3 mil de harina de soja, y compraron 11 mil de aceite de soja.

 

* La suba fenomenal (pasó de bajar de manera notable a trepar sostenidamente en un lapso breve) del trigo se atribuye a cobertura de posiciones vendidas, en un escenario que había llegado a un límite (pasados de rosca con las ventas, en criollo). Se anuncian además lluvias para las Planicies del sur -se va a demorar la cosecha del duro de invierno- y la performance exportadora del trigo, aunque cueste creerlo, fue buena en la semana analizada. Los fondos compraron 7 mil contratos en Chicago.

 

* Lo de maíz fue más que nada viento de cola generado por el envión del trigo. La EPA ayer le soltó la mano, de modo que por ese lado la ayuda es escasa. El clima en el Midwest USA no muestra amenazas de consideración en el corto plazo, es más hasta podría considerarse que potenciará la evolución del cultivo. El desempeño exportador del maíz en la semana analizada fue satisfactorio. Los fondos vendieron neto mil contratos del cereal.

 

* Tras la rueda se conocieron los datos de USDA sobre condición de cultivo y avance de siembras. Para el maíz se indicó 95% sembrado y 74% en condición bueno-excelente, en ambos casos algo debajo de lo que esperaba el mercado. En cuanto a soja el organismo informó que se ha sembrado el 71%, cuando el mercado esperaba un 75%. La condición del trigo duro quedó en 44% bueno-excelente, en coincidencia con lo que aguardaban lo inversores.

 

Estimación de siembra de fina 2015/16

El permanente contacto por parte de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca con productores, acopios, cooperativas, proveedores de insumos y otros participantes de la cadena agrícola permite captar la intención de siembra de los cultivos de Trigo y Cebada en la

campaña 2015/16 del sudoeste bonaerense. Con perfiles llenos, serias dificultades financieras y total ausencia de reglas claras e incentivos comerciales, el productor de la región inicia la siembra de trigo y cebada 2015/16.

 

A pesar de contar con suelos en óptimas condiciones de humedad, la nueva campaña no reportaría incrementos en superficie. Por el contrario, el área total de fina experimentaría una retracción del 7%. 

El cultivo de trigo es responsable de la merma, con una baja del 16% en su cobertura. La cebada absorbe parte de la superficie triguera, pero no en su totalidad. Un porcentaje del área se destina a ganadería y otro pasará a cultivos de verano, cabe aclarar que

sólo en aquellos partidos con potencial para estas producciones.

Un esquema de comercialización de trigo sin cambio alguno, con exportaciones limitadas y cuotificadas, la continuidad de distorsiones en materia de precios con claros castigos hacia el productor y serias limitaciones financieras, erosionan márgenes de rentabilidad e incentivos de siembra.

El avance en la cobertura de cebada, del orden del 11%, limita el retroceso en el área total de fina. Si bien los precios de la nueva

cosecha, tanto para la calidad forrajera como cervecera, no son de lo más atractivos, el productor encuentra en este cultivo la  capacidad de venta cuando él lo dispone y la posibilidad de obtener la liquidez que el trigo hoy por hoy no le permite. 

Según las estimaciones la superficie total de fina se contraería un 7% al pasar de 1.010.000 ha. en la campaña 2014-15 a 940.000 ha. en el ciclo actual. 

 

• Trigo retrocede un 16%, es decir, 110.000 ha. 

• Cebada avanza un 11%, es decir, 40.000 ha.

 

En lo referente a la participación relativa de los cultivos, el trigo explicaría el 62% de la cobertura del sudoeste, por debajo del 69% del ciclo previo. La cebada mejora su participación desde el 31% al 38%.

 

Lic. Iván Ullmann - Dirección de Estudios Económicos

Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca

 

Fracasó la paritaria de aceiteros: van al paro y peligra el ingreso de dólares de la soja

El gremio declaró una “huelga por tiempo indeterminado”. Piden 42% y los empresarios ofrecen 24% más una suma fija de $ 2000.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina informó que hoy a iniciado una huelga tiempo indeterminado, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo por un incremento salarial, con las cámaras empresarias.

Los sindicalistas reclaman 42% de aumento que eleve el salario mínimo a $14.931, mientras que los empresarios ofrecieron un 24% más una suma fija de $ 2000. 

Según expresa un comunicado de la entidad sindical, la decisión se tomó tras una nueva audiencia desarrollada en el Ministerio de Trabajo, con los representantes de las cámaras patronales de la actividad signatarias del convenio (CIARA, CIAVEC y CARBIO) en la cual “los empresarios no han brindado ninguna respuesta a nuestro petitorio”.

“Por lo tanto, y al cumplirse el vencimiento de la conciliación obligatoria dictada por las autoridades ministeriales a las 14 horas del día de la fecha, nuestra Federación ha determinado el inicio del plan de lucha y declarar la huelga nacional aceitera por tiempo indeterminado”, señala el comunicado de la entidad sindical.

El gremio destaca que “el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05 se encuentra vencido desde el 31 de marzo. Nuestra Federación le ha planteado a las cámaras empresarias un aumento salarial que asegure a la categoría inferior un salario de $14.931 (actualmente es de $10.500)”. 

En tanto, voceros del sector empresario manifestaron a esta agencia que “la parte sindical había exigido aumentos de entre el 42% para las categorías más bajas y hasta el 48% para las categorías más altas, en las cuales está concentrada la mayor cantidad de personal de las plantas aceiteras, porcentajes que están muy alejados de la propuesta de actualización que ofreció el sector empresario y de la inflación anual esperada por las consultoras privadas, que oscila entre 25 y 30%. La Federación nunca estuvo dispuesta a negociar esos porcentajes, que en rigor terminaron siendo una imposición unilateral”.

El sector empresario alertó que “la nueva medida de fuerza afectará el abastecimiento de aceites a la cadena comercial doméstica y paralizará los embarques de exportaciones y el ingreso de divisas, en pleno apogeo de la cosecha gruesa (soja y maíz)”.

La medida afecta a la mayoría de las plantas industriales del complejo oleaginoso en el Gran Rosario, es decir, al norte de esa ciudad, en momentos que se está embarcando el grueso de la cosecha de maíz y soja.

Trigo: libre o controlado? Las dudas del mercado

 

Un mercado de trigo libre, pero controlado entre los sectores rural y molinero, y el Gobierno? Para algunos profesionales vinculados al campo, ese sería el escenario más conveniente para el sector; y, por supuesto, después de la asunción de las nuevas autoridades nacionales. Puede sonar extraño, imprudente y hasta imposible, pero la propuesta realizada por el consultor de Nóvitas, Enrique Erize, en la reciente edición de A Todo Trigo dejó pensando a todos y cada uno de las aproximadamente 1.500 personas presentes en el salón Plenario del Hotel Sheraton, de Mar del Plata.

 

“A partir de diciembre, sin importar quién sea el nuevo presidente, hay que volver al Mercosur, e impulsar acuerdos tripartitos y que las decisiones sean consensuadas entre la Mesa de Enlace –los productores-, el Gobierno y los molineros a ofrecerle el trigo a Brasil. Si vamos a intervenir, hagámoslo con inteligencia”, aseguró.

 

“De este modo, se trata de reconocer el rol indelegable del Estado en fomentar el uso de los mercados de futuro, sin olvidar el papel de cada eslabón de esta cadena saboteada”, agregó.

 

Erize indicó que en un momento de “sobreoferta y precios de quebranto”, la solución pasa por el reingreso al mercado brasileño, ya que “si Brasil sabe que Argentina va a abrir su mercado, va a venir a comprar.

 

“Este es el peor año de los últimos tres o cuatro; pero también es muy probable que sea el peor de los próximos cuatro. Entonces, hay que aplicar ingeniería comercial: no hay que buscar precios este año; sino que hay que hacer un puente y tratar de que, quien puede, compre y venda soja a futuro, financiando el trigo –recomendó-. Esto permitiría obtener una ganancia de hasta 60 dólares por tonelada”.

 

Mitos y excusas

 

Erize recordó que el mercado argentino del trigo está intervenido desde el año 2006 “empleando varias excusas, pero lo cierto es que la incidencia del cereal en el valor del pan no alcanza al 10%.

 

“Entonces, no es cierto lo que siempre se dice de defender la mesa de los argentinos. Basta recordar que en octubre de 2013 el trigo alcanzó los 700 dólares por tonelada; hoy en día se están pagando 100 dólares, pero el pan se estacionó en 20 pesos en góndola”, dijo.

 

En ese sentido, aseguró que para la provisión interna alcanzan 2,5 millones de toneladas, lo que permitiría que el resto fuera exportado sin ocasionar ningún tipo de problemas de abastecimiento.

 

“Tenemos que terminar con el doble mito del valor agregado: atrás de un grano de trigo hay biotecnología y hay genética ¿de qué valor agregado hablan? En la actualidad el mercado mundial de harina de trigo es muy pequeño; más allá de la capacidad de los molinos, no podemos enviar todo a molienda”, dijo.

 

Erize recordó que, desde el momento en que comenzó la intervención del Estado en el sector triguero, la industria molinera duplicó su capacidad de trabajo, alcanzando las 12 millones de toneladas.

 

“Esta política fue pan para hoy y hambre para mañana; actualmente, el aprovechamiento de la capacidad de molienda es bajísimo”, finalizó.

 

Por Hernán Guercio

 

Para La Nueva

Cuenta regresiva

 

Armar el rompecabezas por estos días resulta sin dudas una tarea más que compleja para el productor agropecuario de nuestra región. Sobre el trigo está prácticamente todo dicho, con un mercado que durante la semana si bien se mostró activo, lo referido a calidad sobrepasa la excelencia y el FAS teórico de 1385$, sabe a poco si sacamos los descuentos concernientes a la comercialización. En un informe de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, sobre un rinde histórico promedio de 2.500 Kg/ha y con una baja del 5% del valor del fertilizante, los números no cierran bajo ningún escenario.

 

Este mismo informe habla de una caída de un 15 a un 20% de la superficie de siembra mientras que los productores hacen sus propios números. “Todos los años venía creciendo en lotes sembrados y el año pasado con 900 has llegué a la mejor de mis cosechas con un trigo que rara vez podré superar. Hoy estoy pagando con lo que tengo para no venderlo y menos aún pienso arriesgar a otra campaña sabiendo que las cosas están como están. La idea es hacer entre 400 y 500 has”, disparó un reconocido productor de la Ruta 51, marcando una caída muy superior a las estimaciones de los analistas.

 

Entre el derrumbe, la cebada parece quedar a salvo de la debacle, tanto en contratos de malteria y una forrajera que supera los valores del trigo a la vez que deja el campo listo para la ascendente zonal soja de segunda, un reaseguro para muchos cansados del tire y afloje de la emblemática espiga.

 

La ganadería, sin lugar a ningún festejo, mantiene valores de capital mientras que la rentabilidad pasa a ser cada día más fina en un negocio que permanece completamente atado a lo que Doña Rosa decida a la hora de tirar arriba de las hornallas. Mientras tanto muchos miran horrorizados el último informe elaborado por el USDA donde Argentina directamente no aparece más en el ranking de países exportadores, que tiene a la India como el primer exportador del mundo, apareciendo lógicamente Brasil, Uruguay y Paraguay entre los primeros, dejando afuera del informe quien fuera alguna vez líder mundial en calidad de bifes del planeta.

 

A la vez el consumo interno viene mostrando un desgaste que en el mes de Marzo, arrojó unos 55 kg de carne por habitante, situación que marca a las claras de que manera la seguidilla de paros, feriados y feriados puentes, erosiona hasta los más altos bolsillos y descoloca los hábitos de un consumo que supo llegar hasta los 70 Kg en épocas de bonanza monetaria.

 

Hoy el clima parece ser un jugador secundario en esta historia que marca un Sudoeste mejor preparado que nunca, con avenas encañadas en pleno mes de abril, pasturas completamente recuperadas, reservas y silajes por doquier,  campos cargados con vientres retenidos, pero una liquidez inexistente a la hora de los negocios y la reposición de un gordo por un ternero.

 

“Habrá que pasar Agosto” decía un viejo tío, pero en realidad se refería a la salud, no a la economía. Hoy en Argentina y más en lo particular, en nuestra zona, lo que realmente necesitamos pasar es esta década funesta en cuanto a ideología productiva, con una producción en retroceso más allá de los clásicos titulares como los récords de cosecha, que en definitiva siguen mostrando un enorme crecimiento de la soja sobre cualquier otra producción y un sobre esfuerzo de los productores para tapar con rindes lo que los mercados no dan y la política le quita. Por eso, a esta altura solo queda tachar días en el almanaque, esperar a tener un poco de mejor suerte y a lo sumo, habrá que pasar Octubre. Después… después vemos.

 

Carlos Bodanza

 

Infosudoeste

Exportadores de granos piden seguridad por temor a una escalada de violencia

 

Se comunicaron con autoridades de la provincia de Santa Fe y la Nación para pedir que se intensifiquen los controles. Crece el temor ante un paro sindical del sector

 

Los desmanes producidos hace una semana en la planta de Louis Dreyfus en General Lagos, Santa Fe, pusieron en alerta al sector empresario sobre la posibilidad de una escalada de violencia. El incendio de instalaciones y autos de empleados de la compañía constituyó un punto de inflexión, y desde la cámara que agrupa a las industrias se puso en aviso a Gendarmería, Prefectura y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe. Según contaron a este diario fuentes empresarias, inclusive dentro del Gobierno se puso en aviso al Ministerio de Seguridad que lidera Cecilia Rodríguez.

Los desmanes fueron presuntamente disparados por las demoras en la descarga de granos en las plantas, aunque desde el sector empresario lanzaron la acusación de que participaron encapuchados, que se mezclaron con los camioneros en los episodios violentos.

Ayer, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines lanzó un paro por tiempo indeterminado, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo salarial con las empresas, lo que podría agravar las demoras en las plantas y generar nuevos conflictos en otras empresas que quedarán afectadas por la medida, como Cargill, Bunge y Molinos.

Desde el sector sindical desmintieron que los hechos del martes en la planta de Dreyfus respondieran a demoras adicionales en la descarga como consecuencia de un quite de colaboración sorpresivo de la Federación, en pleno proceso de conciliación obligatoria que venció recién ayer por la tarde. El secretario General de la entidad, Daniel Yofra, aseguró que se trata de un desmanejo habitual de las empresas a esta altura del año, cuando entra el grueso de la cosecha. De esta forma, desalentó la idea de que el nuevo paro pueda complicar más esta situación porque consideró que las empresas tomarán sus recaudos ante la inminencia de la medida de fuerza, derivando camiones a otros puertos del norte, donde la Federación no tiene incidencia directa. Sin embargo, ante la posibilidad de que se adhieran a la medida los habituales aliados, la CGT San Lorenzo, el panorama quedaría más complicado para los exportadores. 

La lejanía del alcance de un acuerdo entre las partes, cuando la Federación reclama un aumento salarial de entre 42% y 48% contra una propuesta no mayor al 25%, donde en medio entra el gobierno nacional que pide un techo a los reclamos, prepara un terreno de conflicto que parece dar sustento al temor empresario de nuevos episodios de violencia.

Liberan cupos de maíz para mejorar el ingreso de divisas

Ante la necesidad de aumentar la llegada de dólares del agro, el Gobierno autorizó la apertura de 3,5 millones de toneladas de maíz.

 

A valores actuales le significaran para el fisco ingresos por alrededor de 410 millones de dólares.

 

El cupo anunciado se suma a los 8 millones dados meses atrás lo que hace un total de 11,5 millones de toneladas correspondientes a la campaña 2014/2015, según informo en un comunicado el Ministerio de Economía.

 

La apertura no influirá mucho en un mercado que ya días atrás recuperó su valor ante el rumor. 

 

Este había caído en plena cosecha “forjando un brecha de u$s15 por tonelada entre el FAS teórico y el disponible, lo que alejo al productor del negocio” sostuvo la analista de mercado Lorena D’Angelo.

 

Y si bien la apertura llega un poco tarde dado que la exportación ya tiene comprado el volumen, “el precio del cereal podrían mejorar un poco”, dijo la experta.

 

Según los datos publicados por la cartera agropecuaria, las cerealeras ya tiene comprado 7,9 millones donde 3,7 millones de toneladas están bajo la modalidad con precio a fijar, éste representa el 47 por ciento del total.

 

El nuevo volumen anunciado permitirá incrementar los ingresos que a la fecha siguen mostrando una caída del 30 por ciento en la comparación anual. Así lo demuestra los números publicados por la Cámara de Exportadores de Cereales (CEC). Al momento ya se liquidó u$s4.500 millones contra los 6.447 millones de 2014.

 

Los casi 2.000 millones de dólares de diferencia van acorde con los valores a la baja que muestran todos los commodities, en especial de la soja que cotiza a 1.970 pesos.

 

Fuente: Diario BAE 

Margen Bruto campaña fina 2015-16

 

Abril, momento de decisión y tiempo de definir el cultivo a implantar en esta nueva campaña fina. Lamentablemente, por cuestiones climáticas, edáficas y financieras, el productor de nuestra zona no presenta numerosas alternativas: Trigo o Cebada. Por tal motivo, desde la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca se estima el Margen Bruto, de los dos principales cereales de invierno de la región. Para su análisis se tomó como escenario un uso de tecnología representativa de la zona, y se consideraron los rendimientos promedios de los últimos tres años con dicho manejo: 2.500 kg/ha para el cultivo de trigo y 2.800 kg/ha para la cebada.

 

El nivel medio tecnológico aplicado, considera la realización de un barbecho químico, donde el control anticipado de malezas permite mejorar la acumulación de agua en el perfil. Una densidad de siembra de 60 kg/ha en ambos cultivos. Fertilización en la siembra con fósforo y en macollaje con nitrógeno. Contempla también la aplicación de herbicidas post emergentes.

Para cada cultivo de TRIGO y CEBADA, se compara el resultado económico de la actual campaña, versus abril 2014 momento de enfrentar el ciclo 2014/15.

Como herramienta de evaluación, se utiliza el Margen Bruto, el cual surge de la diferencia entre el Ingreso Neto y los Costos Directos de cada actividad. El Ingreso Neto se calcula de restar al Ingreso Bruto (rinde esperado por el precio), los gastos de comercialización (que incluyen el flete). Los Costos Directos, que no incluyen las estructuras, son el resultado de la suma de las labores, insumos y cosecha.

Los precios de los insumos sin IVA, corresponden al mes de abril 2015, mientras que para la campaña 2014-15, fueron de abril 2014. Como referencia se toma el precio de los cereales del Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA) enero 2016. En el siguiente cuadro (ver adjunto) se observa la abrupta variación del precio, para ambos cultivos, entre una campaña y otra.

 

Para el cultivo de Cebada, el resultado económico se desglosa entre Cebada CERVECERA o FORRAJERA, según los parámetros de calidad obtenidos de proteína y calibre. En ambos casos los costos de implantación y manejo son similares, sólo difieren en la aplicación de fungicida. La gran diferencia se observa en el precio, donde la cebada forrajera percibe un 30% menos que la cebada para maltería.

 

El Margen Bruto expresado por hectárea cae drásticamente al comparar esta campaña frente a la 2014-15. En general los resultados son negativos o muy ajustados, sólo en el caso de la cebada cervecera, se lograría un margen positivo. Aunque recordamos que este resultado no contempla costos de estructura.

Si bien los costos directos disminuyeron mínimamente de un período al otro, básicamente por una caída del 5% en el precio de los fertilizantes. Esta leve ventaja no ayuda a compensar el derrumbe de los precios anteriormente expresados (entre un 20 y 30%).

Se complementa la información con el margen que arrojaría en caso de alquilar el campo, donde el promedio de arrendamiento de la zona es de 6 quintales/ha de trigo. Frente a esta situación en todos los casos NO CIERRAN los números. 

Esta erosión de precio que sin duda afecta directamente al productor y en forma indirecta a toda la cadena comercial, deja como resultado una gran incertidumbre, hoy por hoy el productor no sabe si sembrará, las estimaciones arrojan una caída entre el 15-20% del área de fina. Por el lado comercial ya se perciben problemas por el cese en la cadena de pagos de los insumos.

Sumado a ello, la imposibilidad de comercializar su actual producción y la falta de acceso a herramientas financieras, pone al productor en un momento de grandes dificultades económicas para afrontar la próxima campaña, que seguramente en caso de realizar la siembra el paquete tecnológico a aplicar será a costos mínimos (baja a nula fertilización).

Todo lo anteriormente mencionado complica aún más la viabilidad de los pequeños y medianos productores del sudoeste bonaerense, los cuales año a año son menos. Los mismos, ante la falta de rentabilidad de sus establecimientos, salen a ofrecer en alquiler su campo, sin encontrar demanda por parte de las empresas o grandes productores que, en contrapartida, se están retirando del sector al no renovar los contratos de alquiler, por no encontrar en la agricultura una actividad redituable.

 

Ver informe completo con gráficos: http://infosudoeste.com.ar/adjuntos/file/2015-04-17%20MB%20Fina%20(1).pdf

 

Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca

El girasol redondeó una buena cosecha

 

El cultivo que este ciclo había recuperado algo de las hectáreas perdidas, tuvo rindes superiores a la media en la franja costera y aceptables en los campos continentales del distrito. Los materiales alto oleico ganaron terreno. La mala: la baja de precios hizo que fuera rentable solo para los que aprovecharon los valores ofrecidos a la siembra. Con muy buenos rindes en la franja costera, suelos en los que históricamente el cultivo mejor se expresa, y resultados aceptables en los campos continentales, el girasol redondeó una buena cosecha en la región.

 

 

Así se desprende del análisis realizado por los distintos ingenieros consultados, que también coincidieron en marcar el aumento de superficie (ver recuadro) y la mayor siembra de materiales alto oleico.

 

"Hubo rendimientos dispares. Buenos en la zona costera, donde se puede hablar de un promedio de 2700 kilos, una cifra superior a la media histórica; y no tan buenos por ejemplo hacia Chaves, donde el cultivo sufrió con la sequía. Pero en general estamos ante una cosecha de mediana a buena", indicó el ingeniero Fidel Cortese, presidente del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos de Tres Arroyos.

 

"La costa recibió buenas lluvias durante el verano. Eso, sumado a que el girasol se hizo en los mejores lotes, generó que se diferenciara mucho del resto de las zonas", agregó Cortese. En tanto, José Doeyo, asesor agronómico de la Cooperativa Agraria hacia el sector de Coronel Dorrego, comentó que "sobre todo de Oriente hacia la costa hubo muy buenos rendimientos" y destacó que "a esa zona le llovió muy bien durante todo el ciclo".

 

En otra característica de la campaña, el ingeniero Rubén Caro, asesor agronómico de la Cooperativa Alfa, dijo que "no ha habido problemas de palomas, con lo cual seguramente si el precio ayuda la campaña que viene más productores se animarán a sembrarlo y así tener una rotación más diversificada".

 

En cuanto a los rindes registrados en el ámbito de la Alfa, Caro manifestó que "hubo un poco de todo. Tenemos rindes de 1500 kilos hasta lotes que dieron 2700. Fue bastante irregular", marcó. "Pero podemos decir que estuvo en el promedio histórico y también en muchos caso por encima, como en Copetonas, que rindió 2500 kilos", completó.

 

En la misma sintonía declaró el ingeniero Darío Tumini, de ASP. "Los rindes fueron de normales a buenos. En los campos de la franja costera los rindes anduvieron en los 3000 kilos y en los campos con alguna limitante de tosca, rondaron los 2000/2200 kilos", contó.

 

En lo que se refiere a los girasoles sembrados por los productores que integran la Regional Tres Arroyos de Aapresid, el ingeniero Luciano Piloni expresó: "Los rindes fueron de 1500 kilos para la zona entre Chaves y San Cayetano y de 1500 a 2000 kilos para la zona entre Chaves y Tres Arroyos. Los rindes fueron muy dispares de acuerdo a las lluvias, pero en general Chaves fue lo más afectado".

 

Precios y oleico

 

El girasol no estuvo ajeno a la caída de precios que sufrió el resto de los granos, por lo tanto a la hora de hacer los números también hay resultados muy variados. "El que se pudo calzar temprano logró un buen precio, y también hubo buenos negocios con el girasol alto oleico, que te bonificaban la materia grasa para llegar a alrededor de 300 dólares. Entonces muchos se calzaron entre los 260 y los 300 dólares, que para la zona girasolera era algo bueno", comentó Tumini.

 

"El alto oleico ganó un poco más de terreno, aunque en un determinado momento faltó semilla. Lo importante es que se trata de un mercado que ya está y es una alternativa para diversificar", dijo Caro. "Lo que ocurrió este año también es que el productor que fijó el precio con anticipación pudo lograr unos 220 ó 230 dólares. En cambio ahora, para el que tiene que salir a buscar un negocio, hay que hablar de 190 dólares", agregó el asesor de la Alfa.

 

En cuanto al contenido de materia grasa, Luis Di Rocco, gerente del Centro de Acopiadores de Cereales de Tres Arroyos, manifestó que "por ahora los rendimientos que estamos viendo son muy buenos". En este sentido, el ingeniero Cortese aportó: "En general se vieron girasoles pesados, que deberían tener buena materia grasa, que han tenido un buen llenado de grano".

 

La Voz del Pueblo

Prevén una leve merma para la cosecha 2015/16

Proyectaron 55,50 millones de toneladas, en lugar de las 57 previstas previamente.

El agregado Agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en la Argentina, Caleb O'Kray, proyectó ayer en 55,50 millones de toneladas la producción argentina 2015/2016 de soja. Dicho volumen quedó por debajo de los 57 millones previstos por el funcionario para la actual cosecha y de los 56 millones estimados por el organismo en su informe oficial de marzo. 

Según el trabajo difundido ayer sobre el mercado argentino de oleaginosas, la nueva siembra de soja cubrirá 20,30 millones de hectáreas, por debajo de los 20,50 millones de la campaña 2014/2015. Acerca del girasol, la representación local del USDA proyectó la próxima cosecha en 2,90 millones de toneladas, por encima de los 2,60 millones previstos tanto por O'Kray como por el organismo en su último informe mensual. El área para esta oleaginosa pasaría de 1,40 a 1,60 millones de hectáreas.

El productor retiene la soja y hace caja con el maíz

 

Cada semana que pasa no deja de sorprender los excelentes rindes de soja de primera, en la mayoría de los casos con récord históricos, y los del cultivo de segunda. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) está considerando incluso que la producción puede llegar a superar los 58 millones de toneladas. La cosecha avanzó hasta comienzos de esta semana, y luego se frenó por las excesivas lluvias en el centro y oeste de Buenos Aires, Sur de Santa Fe y algunos departamentos del sur de Córdoba.

 

Por este motivo, la oferta de soja disponible se frenó, la exportación reaccionó mejorando los precios de compra para hacerse de mercadería física ante los pronósticos de mayores lluvias en los próximos días. Y este fue también el motivo por el cual la cantidad de camiones a la descarga bajó muy fuerte: de los 4.273 camiones al 10 de abril, a los actuales 2.977, de acuerdo con informe de la BCR.

 

Además la oferta de soja disponible no es la que el mercado esperaba, el productor se resiste a vender la soja en estos niveles, en la jornada del miércoles pasado la soja disponible cerraba a 1.935 pesos por tonelada y 219 dólares.

 

Un precio no muy atractivo si se considera que a igual fecha de la campaña anterior la soja disponible cotizaba a 2.500 pesos por tonelada y 313 dólares. Una baja de 565 pesos o 94 dólares, que equivale a una caída en el ingreso bruto de casi 400 dólares en aquellos casos que el rinde de soja llega a los 4.000 kilos.

 

Por este motivo el productor de soja está vendiendo lo mínimo posible y entregando el resto de la soja física en condiciones “a fijar”. Esta estrategia limita las comprascash de los exportadores y como ya han liquidado divisas tienen cierta premura para comprar y cerrar el riesgo cambiario. La necesidad de la exportación influyó en la mejora de los precios de la soja y aquí debemos detenernos a evaluar qué puede suceder con el mercado de aquí en más. Si el actual patrón de los productores de no vender soja disponible, retener y entregar a fijar, se mantiene, es muy probable que los precios de la soja disponible tengan una fuerte resistencia a la baja y por el contrario se mantengan con tendencia sostenida a firme. La exportación sabe que la oferta fluida de soja siempre se produce en el trimestre abril/ junio y este es el momento en que aprovecha para comprar. Pero si el productor no le vende ahora, menos le venderá una vez terminada la cosecha ante las expectativas que tiene que pueda haber cambios en un año dominado por las elecciones presidenciales.

 

Maíz

 

La oferta no se ha reducido, si comparamos el ingreso de camiones a los puertos del gran Rosario, y siempre tomando en cuenta el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. Al 10 de abril había 1.209 camiones de maíz a la descarga mientras que el 16 de la cantidad se mantenía más o menos igual: 1.204 camiones. Los cultivos de maíz también se están confirmando rindes récord, que en muchos casos superan los quintales y en zonas del sur de Córdoba, como en La Carlota, se han confirmado rindes de 120 quintales sin dudas históricos. Este mayor volumen de cosecha de maíz es el que está manteniendo la cantidad de camiones a la descarga en los puertos de Up river . El mercado de maíz también está muy movido y con tendencia alcista, a mitad de semana el mercado de maíz disponible tuvo una suba de tres dólares llegando a cotizar a 116 dólares. En este caso, el productor ya vendió maíz anticipado o forward y disponible a medida que iba cosechando. Según el informe de compras del Ministerio de Agricultura indica que la exportación ya lleva compradas, o el productor vendidas, 8 millones de toneladas de maíz, equivalentes al 33 por ciento de la producción total. Mientras que las compras de la exportación y la industria aceitera de soja llegan a 13 millones que equivalen al 22 por ciento de la cosecha. El productor ha decidido hacer caja con el maíz y retener la soja.

 

Ayer en Rosario

 

Soja. El mercado operó con leve bajas para la soja. Las fábricas de la región ofrecieron 1.880 pesos por tonelada por la mercadería disponible. En el mercado de referencia (Chicago), el grano cerró con bajas, ante la abundante oferta global.

 

Maíz. La oferta alcanzó los mil pesos la toneladas. Se ofreció esa cotización por el grano grado 2 disponible, y 113 dólares por tonelada por la entrega entre el 15 de mayo y el 15 de junio. En el mercado estadounidense, finalizó con alzas, impulsado por compras técnicas y la suba del petróleo. 

 

Trigo. Los valores del cereal se mostraron en la misma línea de la jornada anterior. El disponible a 1.200 pesos y 135 dólares. En Chicago, ajustó con subas, ante compras de fondos y la debilidad del dólar.

 

Lic Pablo Adreani

 

Analista del mercado / www.agripac.com.ar

Próxima campaña: Trigo o cultivos de cobertura?

Uno de los interrogantes que pesan sobre los productores frente a las próximas fechas de siembra de otoño-inierno es si vale más implantar trigo o hacer un cultivo de cobertura. Reflejo de un debate de difícil solución fue una de las discusiones más interesantes que se dieron en el marco de las Agrojornadas 2015, en un living que centró el tema en una cuestión casi binaria sobre si trigo sí o trigo no. Especialistas esgrimieron argumentos para una y otra causa.

La Jornada sobre Mercados Granarios, Trigo 2015/16, Economía 2015, Clima y Cultivos Invernales de Cobertura contó con más de mil asistentes y fue organizada por la Bolsa de Cereales de Córdoba en el Dinosaurio Mall, con el aporte de coorganización de Agroverdad y La Voz del Interior.

El presidente de la Bolsa de Cereales, Juan Martín Buteler, fue el encargado de conducir un contrapunto muy interesante. De un lado se sentó Mariano Granetto, integrante de Aapresid Río Segundo, en el centro de Córdoba. Del otro estuvo Pablo Solfanelli, asesor del grupo Río Seco, en el norte provincial. Cada uno, con su fórmula y su modelo, defendieron posturas disímiles. Posteriormente, terció en la dicusión uno de los más respetados especialistas en trigo del país, el ingeniero Jorge Fraschina (INTA Marcos Juárez), quién sintetizó su opinión en: “el mejor cultivo de cobertura, es el trigo”, sentenció.

(Nota del editor de Agroverdad: reproducimos el artículo publicado por el diario la Voz del Interior en su Suplemento Economía & Negocios, con algunos aapuntes del Editor de Agroverdad, como los anteriormente referidos a Fraschina).

 

Ganan y pierden

Granetto indicó que muchos miembros Crea de su grupo optaron por un cultivo de cobertura, “que le va ganando al trigo”. Su visión es que desde hace cuatro años los cultivos de cobertura vienen tomando mayor importancia y entiende que este año volverán a crecer en superficie.

Solfanelli reconoció que 2007 fue el último año que “ganaron” con el trigo. “Pero le tengo miedo a cómo se va a comportar el cultivo de cobertura a largo plazo”, lanzó precavido.

Mariano Granetto acordó en las bondades del trigo para el sistema, pero al no poder hacerlo como una buena expresión de cultivo, se fue perdiendo, sumando los problemas de comercialización. “La cobertura es una herramienta que miramos con mucho cariño. No digo que no al trigo, pero para lo que busco, lo satisface un cultivo de cobertura: se sale antes, con buen perfil de humedad, logrando buena implantación y desarrollo”, argumentó.

La pregunta del millón es cómo hace el productor, si los márgenes de trigo son más negativos que los del maíz y la soja. No es lo mismo si se trabaja en campo alquilado o en el propio. La sustentabilidad importa, pero en una mirada corta hay quienes primero piensan en cómo llegar al otro lado del río.

 

Los costos ocultos

En esas aguas navegó uno de los capítulos de la jornada, que estuvo dirigido a revalorizar y repensar el cultivo de trigo. Jorge Fraschina, del Inta Marcos Juárez, destacó su importancia en la rotación para una mayor eficiencia de recursos.

Explicó que en el sudeste de Córdoba, donde se agregó la influencia de napas en cultivos de suelo 1, se duplicó la superficie de trigo como opción para utilizar esos excesos y hacerlos descender de cara los cultivos de verano. “Se cambió disponibilidad de humedad por materia orgánica y carbono, que tienen un impacto directo en el sistema de producción”.

Apuntó que de la no rotación de cultivos forman parte decisiones de corto plazo, tomadas sobre la marcha de la campaña agrícola. En soja sobre soja se computan precios de semillas, labores, productos químicos, comercialización y alquiler. “Pero no se incluyen materia orgánica, pérdida y exportación de nutrientes, de porosidad del suelo y agua. Son los costos ocultos de la producción”, subrayó.

“Si lo pudiéramos medir con más precisión, los costos serían distintos para la soja”, resaltó.

A la hora de las recomendaciones remarcó que el suelo debería contar con raíces vivas todo el año. Citando a Rodolfo Gil señaló además de un aporte de carbono superior, con cada cosecha el trigo deja en el suelo 36 kilómetros de raíz por metro cuadrado, contra con 18 kilómetros del maíz y 16 de la soja. Su sistema radicular es de suma importancia para la exploración del suelo y abre canales para cultivos siguientes.

“No hay que hablar de trigo solo, sino de secuencia de cultivos. Ver qué estamos comprometiendo en nuestro sistema de producción y cuál es el aporte que se hace con cultivos de cobertura”, fue su conclusión.

 

AgroVerdad

Reclaman igual tratamiento para el trigo que en petróleo

 

 

Si los productores de trigo recibieran el mismo trato que los productores de petróleo, actualmente estarían cobrando en el disponible u$s 230 por tonelada por el cereal condición cámara con entrega en las inmediaciones de la Ciudad de Buenos Aires, según consignó una nota del portal especializado Valor Soja. Pero sin subsidios, con un derecho de exportación del 23% aplicado sobre el valor FOB y el "corralito cerealero", que impide vender al exterior casi la mitad del saldo exportable 2014/15, los precios actuales de referencia del trigo disponible con entrega en Buenos Aires no superan los u$s 110 por tonelada.

 

A comienzos de este año, las autoridades económicas del Gobierno nacional eliminaron losderechos de exportación vigentes sobre las ventas externas de petróleo crudo. Y luego comenzaron a subsidiar con u$s 6 por barril a las empresas exportadoras del commodity. 

 

"Empezamos a hacer unos estudios, que después fueron complementados con reuniones, en base a una relación más abierta con la Federación Agraria (FAA). Detectamos que el precio del trigo se estaba pagando $ 900 o $ 1.000 por tonelada al productor, sobre todo a los pequeños, cuando el precio internacional de venta menos impuestos y las intermediaciones daba mucho más, como $ 1.500; entonces, ahí había una apropiación de este excedente, y lo que nos llamó la atención es que le echaban la culpa al Gobierno", dijo el ministro de Economía, Axel Kicillof, en declaraciones radiales.

 

Especulación

 

 

 

"Nosotros habíamos dado permisos de exportación para un millón de toneladas y no estaban utilizadas y tampoco estaban embarcadas, es decir que había un mecanismo de especulación con el trigo que consistía en no vender el trigo al exterior a pesar de tenerlo abierto, porque tenían capacidad exportadora, pero pagándole poco precio al productor y para colmo echarle la culpa al Estado", dijo Kicillof.

 

A pesar de que las autoridades del Ministerio de Agricultura reconocieron públicamente que el saldo exportable de trigo es de al menos 7,20 millones de toneladas, Kicillof aceptó liberar un cupo de 3,50 millones ("corralito" que genera una sobreoferta artificial de trigo en el mercado interno, mucho del cual, además, ni siquiera tiene demanda local), detalla Valor Soja.

 

Los últimos datos oficiales indican que las empresas exportadoras de commodities agrícolas compraron al 11 de marzo pasado 5,19 millones de toneladas de trigo. Es decir, adquirieron casi 1,70 millón más de lo que podrán finalmente exportar si se mantiene el cupo de 3,50 millones hasta el ingreso de la próxima cosecha 2015/16 (en diciembre de este año).

 

Por Ámbito Financiero

Pese a la caída del precio, se elevó la venta de soja en el mercado local

 

La demanda ofreció $ 1900 por tonelada disponible en la Bolsa de Comercio de Rosario, $ 20 menos que el miércoles pasado. Los negocios crecieron de 30.000 a 100.000 toneladas.

 

Los cerca de 7 millones de toneladas de soja que ya aportó la cosecha argentina 2014/2015, próxima al 10% del área apta, presionaron ayer sobre los precios de la oleaginosa en el mercado de granos local. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las fábricas ofrecieron $ 1900 por tonelada disponible para las terminales de San Martín, Timbúes, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez, San Lorenzo y de General Lagos, $ 20 menos que el miércoles pasado.

 

La presión bajista propia del tiempo de la cosecha se vio potenciada ayer por la necesidad de venta manifestada por muchos productores, que deben comercializar parte de la soja recolectada para hacer frente a los compromisos financieros inmediatos. Así, pese a la oferta abierta de la industria más baja que la vigente durante la semana pasada, la BCR relevó un volumen de negocios de 100.000 toneladas, superior a las 30.000 toneladas que cambiaron de manos el miércoles.

 

Sólo en operaciones puntuales y bajo condiciones específicas, como volumen y plazo de entrega, algunos compradores acordaron sumar hasta $ 20 a la propuesta inicial.

 

Si bien no hubo ofertas abiertas por mercadería para el mes próximo, fuentes del sector comercial indicaron que hubo interesados que ofrecieron $ 1950 por tonelada de soja para la primera quincena de mayo, por debajo de los $ 1980 pagados el miércoles pasado.

 

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja retrocedieron US$ 2,70 y 2,60, mientras que sus ajustes fueron de 223,60 y de 227,70 dólares por tonelada.

 

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer bajas de US$ 2,76 y de 2,84 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 359,54 y de 361,38 dólares por tonelada. También cerró con saldo negativo la posición noviembre, que marca el ingreso de la cosecha 2015/2016 de los Estados Unidos en el circuito comercial. En efecto, su valor de ajuste fue de US$ 355,77 y la baja, de 2,21 dólares.

 

La ausencia de noticias alcistas y el rápido avance de la cosecha sudamericana bastaron para que los fondos de inversión especuladores concretaran una toma de ganancias tras el balance positivo de los precios de la oleaginosa estadounidense durante la semana pasada.

 

MAÍZ Y TRIGO 

Por tonelada de maíz disponible los exportadores ofrecieron ayer $ 920 para la terminal de General Lagos, sin cambios respecto del valor vigente el miércoles. La BCR indicó que hubo compradores dispuestos a pagar $ 980 por maíz grado 2 con descarga en mayo sobre San Martín y Arroyo Seco. El cereal para entregas diferidas al bimestre junio/julio se cotizó a US$ 110 para la zona de Rosario, sin variantes.

 

El maíz con descarga durante el mes próximo en Bahía Blanca y en Necochea se negoció a 117 y a 112 dólares, con quitas de 1 y de 5 dólares. Los contratos abril y julio del maíz en el Matba sumaron US$ 0,50 y cerraron con ajustes de 111,50 y de 115 dólares.

 

Con leves bajas se cotizó ayer el maíz en Chicago, donde los operadores siguen con atención el inicio de las siembras estadounidenses tempranas 2015/2016. Los contratos mayo y julio perdieron US$ 0,59 y terminaron la rueda con ajustes de 151,57 y de 154,72 dólares. La posición septiembre, que marca el inicio de la próxima cosecha, bajó US$ 0,49 y terminó la jornada con un valor de 157,67 dólares. La caída de los precios fue limitada por la falta de humedad que se registra en el norte de la zona núcleo de producción de granos gruesos de los Estados Unidos. 

 

Acerca del trigo, la BCR informó que dos exportadores ofrecieron ayer $ 900 por tonelada de cereal "condición cámara" para entrega durante la semana próxima y que en total habrían conseguido unas 4000 toneladas del grano fino. 

 

En Bahía Blanca, el trigo con ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína se negoció a US$ 145 por tonelada, con una baja de 5 dólares. En el Matba, la posición julio subió un dólar y cerró con un ajuste de 121 dólares. 

 

El contrato mayo del trigo en Chicago y en Kansas bajó US$ 3,12 y 3,95, en tanto que su ajuste fue de US$ 193,92 y de 210,18. La posibilidad de lluvias en la zona de las Grandes Planicies estadounidenses fue uno de los fundamentos bajistas. 

 

Ayer, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicó su primer informe semanal sobre el estado de los cultivos estadounidenses de 2015. En él, relevó el 44% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, por encima del 35% vigente un año atrás y del 42% esperado por el mercado.

 

Fuente: La Nación

Girasol: rindes robustos y precios flacos

 

 

El buen avance de la cosecha, con resultados por hectárea que giran en torno a los 22,1 quintales, hace esperar 2,6 millones de toneladas para la actual campaña. Sin embargo, el dato viene acompañado de una caída en los precios. Se agranda la diferencia entre el precio del grano que se muele para abastecer al mercado interno y el que se procesa para exportar. Según la Bolsa de Cereales, al 19 de marzo, se había recolectado el 60,3% del área girasolera, unas 748.000 hectáreas

 

El avance intersemanal fue de 25,1 puntos porcentuales y el rinde promedio nacional alcanza los 22,1 quintales por hectárea. Para la Bolsa de Cereales, la proyección de la campaña es de 2,6 millones de toneladas.

 

La cosecha se encuentra concluida en Chaco y el centro-norte de Santa Fe. En ambas regiones con 19 qq/ha de promedio, obteniendo casi 397.000 toneladas como resultado de ambas. 

 

La cosecha avanza rápidamente en las zonas Núcleo sur y norte, sur de Córdoba y Entre Ríos, gracias a días soleados y altas temperaturas. El avance de la cosecha supera al 80% con rendimientos muy buenos, tanto en girasoles alto oleico como en convencionales.

 

En el centro de Buenos Aires, norte de La Pampa - oeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado se registran buenas condiciones climáticas y excelentes rindes con lotes puntuales de 33 qq/ha en la zona centro de Buenos Aires. Se registran algunas pérdidas en la depresión del Salado, por podredumbre del capítulo, asociadas a excesos hídricos, en el ciclo del cultivo.

 

En el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa se verificó un fuerte avance inter-semanal del 24% por el rápido secado de los granos. Los rindes rondan los 22 qq/ha, con buena calidad en el caso de materiales alto oleico.

 

En el sudeste bonaerense, que concentra el 30% del área nacional, se alcanzó (con el 38% de avance semanal) un rinde de 24 qq/ha.

 

Un repaso de las principales zonas del sur ofrece el siguiente panorama:

 

Norte de La Pampa - oeste de Buenos Aires: 70% recolectado con 25 qq/ha.

 

Sudoeste de Buenos Aires - sur de La Pampa: 49% recolectado y 22 qq/ha.

 

Sudeste de Buenos Aires: 48% recolectado con 24 qq/ha.

 

Centro de Buenos Aires y cuenca del Salado: 50 y 60% recolectado. Se lograron 28 y 23,5 qq/ha respectivamente.

 

Informe del USDA de marzo

 

Se registran mínimas modificaciones tanto en la producción de oleaginosas como en la de aceites en la comparación con la estimación de febrero. El único dato a destacar es una merma en el crushing de soja que reduce la molienda total aumentando, aunque no demasiado, los stocks finales de la oleaginosa. Otro aspecto también menor, aunque con impacto en los precios, es la merma en las importaciones de aceite de palma que corrige a la baja -en unas 34.000 toneladas a nivel mundial- el comercio esperado.

 

De la comparación con la campaña anterior surge que la producción de las principales semillas crecerá 5,5% mientras que el consumo lo hará apenas al 3,3%. Por ende, las importaciones subirán sólo 1,5% y se acumulará un 28,3% adicional de stocks finales que para las 7 principales semillas pasarán de 80,5 a 103,3 millones de toneladas.

 

En el caso de la semilla de girasol, la menor producción (7,3%) se traducirá en una caída del 17% en los stocks finales, disminución muy superior al 3,9%, en que se reduce el crushing.

 

Mientras que para el total de oleaginosas la relación stock/consumo crece del 19,3 al 23,9% entre ambas campañas, en el caso de la semilla de girasol baja del 8,6 al 7,4%.

 

La producción de los 9 principales aceites crecerá 2,8% y el consumo lo hará al 4,5%, lo que requerirá una suba del 4,2% en las importaciones. Se digerirán stocks por el 3,2% que hará que la relación entre existencias y consumo baje del 11,0 al 10,2%.

 

Para el caso del aceite de girasol la producción caerá 3,7%, en tanto que el consumo subirá 2,6%. Pese a la baja del 4,1% en las importaciones, se producirá una importante digestión de stocks (15,5% de merma). Así la relación de existencias a consumo caerá para nuestro aceite del 13,5 al 11,1%.

 

El USDA mantiene que en la Argentina se producirán 2,5 millones de toneladas de girasol y 1,06 de su aceite.

 

Los tres principales competidores del hemisferio norte ofrecerán 4 millones de toneladas menos de grano que en la campaña pasada: de 31 a 27 millones de toneladas con una caída del 13%. Rusia y Ucrania sufrirán bajas del 17 y 12% respectivamente, mientras que la Unión Europea declinará 9,5%.

 

El USDA mantiene que la Argentina exportará 375.000 toneladas de aceite. Unas 25.000 toneladas más que en la campaña anterior, con lo cual aumenta de 4,8 a 5,6% su participación en los mercados mundiales.  

 

Precios y mercados

 

Continúa la baja en los precios de las commodities, aunque en el caso de las agroalimentarias la merma es menos impactante que para el petróleo.

 

El dólar se ha fortalecido en el mundo y el euro ha caído a su más bajo nivel desde 2003: 23% desde junio de 2014. Esto implica el encarecimiento de las compras externas de la Unión Europea, responsable del 16% de lo transado en el año 2014.

 

Con la crisis geopolítica de Ucrania y la desencadenada en Rusia por la pronunciada baja en el precio del petróleo, los dos principales competidores de Argentina en materia de exportación han sufrido el derrumbe de sus monedas. En términos relativos los torna mucho más competitivos por más que hoy el euro, moneda de la principal región destino de sus ventas, cotice un 23% más bajo.

 

La combinación de un comprador (devaluado) que trata de pagar menos y dos vendedores hambrientos de divisas conduce a un resultado bajista, al menos transitoriamente, que se ha transmitido a la cotización del aceite de girasol local, entre otras commodities.

 

El precio promedio mensual en Rotterdam de los cuatro principales aceites cayó en febrero efectuando una comparación interanual: 15,1; 21,5; 21,7 y 23,1% para el girasol, soja, palma y canola, respectivamente.

 

Si la comparación se efectúa con el mes de enero de 2015 la palma se vio beneficiada con una mejora del 1,5%, mientras que los aceites de girasol, soja y canola, cayeron 4,2; 3,3 y 2,8%, respectivamente. El aceite de girasol viene cayendo más rápidamente por las razones macroeconómicas apuntadas aunque todavía, en términos interanuales, es el que menos bajó.

 

El INDEC publicó en febrero los resultados comerciales de las exportaciones de enero de 2015. El complejo aportó U$S 34 millones de dólares con una suba de un 70% interanual en sus ventas externas. Siempre en millones de dólares para el aceite en bruto el crecimiento fue de 9 a 12, en semilla de 6 a 10 y en pellets de 5 a 12.

 

El cierre del 18 de marzo en Rotterdam revela para el período abril-junio 785 u$s/tn y 30 dólares más, para el tercer trimestre del año. El aceite de girasol tiene primas para abril del 2,4 y 0,7% sobre los de soja y canola, respectivamente. Dicho beneficio se amplía para el tercer trimestre, a 7,1 y 6,0 %, considerando los mismos aceites

 

El MINAGRI publicó el 18 de marzo valores FOB de 790 y 641 u$s/tn para los aceites de girasol y soja respectivamente, con bajas interanuales de 12,7 y 29,8% respectivamente.

 

Se registraron valores disponibles de 1.680 y 1.640 $/tn (entre 193,5 y 190 u$s/tn) en Bahía Blanca y Necochea. Se adicionan 30 dólares por materiales alto oleico. Para las compras con destino al mercado interno en el centro-norte del país, se ofrecen 215 u$s/tn. En Junín, se negocia a 210 dólares, con entrega y pago en junio.

 

Fuentes industriales consultadas por ASAGIR afirman que han debido graduar el recibo de grano, ya que sus actuales ventas externas no justifican la ocupación de su logística comercial con girasol.

 

Informe elaborado por el Lic. Jorge Ingaramo

 

Asesor económico de ASAGIR.

 

Un combo de noticias negativas golpeó al trigo en Chicago

 

El trigo en CBOT registró  importantes pérdidas luego de que una seria de noticias negativas afectara sus cotizaciones. En el mercado de Chicago, registró importantes bajas en el día de hoy, las más importantes en tres meses, presionado por la fortaleza con la que operó el dólar junto ademas con débiles datos informados por el USDA sobre exportaciones semanales del cereal. Las bajas para el trigo en el mercado externo de referencia fueron de US$ 7,5 para laposición Mayo 2015, que ajustó en US$ 183,2. Mientras que por otro lado, la posición Julio 2015 cerró con una baja de US$ 7,3 para ajustar en US$ 185,1.

 

El reporte de ventas externas semanales informado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos resultó ser claramente bajista para el cereal. El dato informado fue de 181,7 mil toneladas, el menor volumen en toda la campaña 2014/15, cuando el mercado esperaba como mínimo 250 mil.

 

La fortaleza del dólar afecta especialmente al trigo en Estados Unidos ya que vuelve menos competitivos a los suministros estadounidenses frente al resto de las monedas. En tanto, se espera por parte del USDA en el informe del 31 de marzo un incremento en los stocks del 8%frente al año pasado.

 

A todo lo anterior se sumaron ademas pronósticos favorables al trigo de invierno sobre las planicies estadounidenses. Incluso ademas de que las lluvias podrían no llegar a regiones claves afectadas por la seca como ser Kansas y Nebraska.

 

Por último, otro condimento bajista presente en el mercado el día de hoy fue el hecho de que Rusia, uno de los principales exportadores mundiales de trigo, no continuaría con los impuestos a la exportación de granos siempre y cuando persista una baja inflación y perspectivas de una gran cosecha.

 

Soja

 

Tercera jornada consecutiva de bajas para la soja en el mercado de Chicago. Las cotizaciones de la oleaginosa recibieron de lleno la presión de un dólar que volvió a operar con subas frente a otras monedas en el día de hoy, junto ademas con las expectativas de una mayor siembra de la oleaginosa en Estados Unidos.

 

Las bajas en el día de hoy fueron de US$ 1,6 para la posición Mayo 2015 de la oleaginosa, que cerró en US$ 358,1. Mientras que la posición Julio 2015 de la soja en el mercado externo de referencia bajó en el día de hoy US$ 1,6 para ajustar en US$ 359,5; y la posición Noviembre2015 cerró en US$ 351.

 

En tanto, se conocieron las exportaciones semanales de Estados Unidos informadas por el USDA que pudieron haber limitado las bajas de la oleaginosa. El dato informado por el organismo oficial fue de 726 mil toneladas cuando el mercado esperaba entre 100 y 400 mil toneladas.

 

En nuestro país la cosecha continúa avanzando sobre las principales regiones productoras, lo que llevó a aumentar el avance de cosecha hasta 3,9 % sobre el área apta. Las elevadas productividades registradas en las regiones núcleo apuntalan la media nacional se posiciona en 45,3 qq/Ha.

 

Para los demás productos del complejo oleaginoso, operaron de manera mixta. Por un lado, elaceite de soja registró una suba de US$ 1,5 para cerrar en US$ 685,8 luego de recibir sustento de las subas que registró el petroleo. Mientras que por otro lado, la harina de soja bajó US$ 2,2 para cerrar en US$ 355,5.

 

Maíz

 

Finalmente, en lo que respecta al maíz, también registró perdidas en el día de hoy. Las bajas fueron de US$ 1,6 para la posición Mayo 2015 del forrajero que cerró en US$ 153,9. Mientras que por otro lado, la posición Julio 2015 cerró con una baja de US$ 1,7 para ajustar en US$ 157.

 

El maíz estuvo inmerso en una ronda de toma de ganancias en Chicago luego de que llegará a tocar un máximos de cinco meses. En tanto sumó presión bajista un dólar con mayor fortaleza frente al resto de las monedas en el mundo, lo que resta competitividad al maíz estadounidense.

 

Mercado local

 

Soja

 

Nuevamente se observó una jornada donde no hubo grandes variaciones respecto ayer, recibiendo la presión de las bajas observadas en CBOT. La poca oferta presente en el mercado se ubicaba en los $2.000, mientras que las fábricas convalidaban precios de $ 1.950 contractual. Se estima bajo el volumen negociado.

 

En lo que respecta a la mercería con entrega diferida, el valor podía llegar a ser de hasta US$ 225 con entrega entre abril y mayo. Mientras que por otro lado, en el Matba, la posición Mayo 2015 ajustó en US$ 225,70 luego de caer US$ 0,50. Mientras que la posición Julio 2015 ajustó en US$ 229 luego de bajar US$ 0,80.

 

Maíz

 

En lo que respecta al maíz, en el día de hoy se podían negociar hasta $ 950 por la mercadería con descarga, mientras que contractual el valor era de $ 980. En tanto, por la mercadería con entrega en el mes de mayo, el valor podía llegar a ser de US$ 114. Por otro lado, en el Matba, la posición Julio 2015 ajustó en US$ 114,20.

 

Trigo

 

En lo que respecta al trigo, las fábricas podían llegar a convalidar precios de $ 850 con descarga. Por otro lado, en el Matba la posición Enero 2015 del cereal cerró hoy en US$ 146luego de registrar una baja de US$ 4.

 

Sorgo y Girasol

 

Por el girasol con entrega en el mes de Junio en Junín, las fábricas podían llegar a pagar hasta US$ 210. Mientras que por el sorgo, el valor era de $ 1.050 con entrga en el mes de abril.

 

Por Nicolás Degano | Exclusivo fyo.com

Será obligatorio analizar la calidad en la venta de granos

 

Las Cámaras Arbitrales de Cereales del país analizaron en Córdoba los alcances de la Resolución 32 –de la Secretaría de Agricultura de la Nación–, por la que todas las operaciones de compra-venta de granos registradas en el SIO Granos deberán contar con un “certificado de calidad” expedido por laboratorios de análisis registrados. La principal novedad, según explicaron, radica en que esta obligación, con fines estadísticos y no comerciales, incluye a los diferentes consumos domésticos, es decir las compras de granos que realizan habitualmente molinos, balanceadores, feedlots, granjas porcinas y avícolas, entre otros consumos.

 

Se aclaró que el análisis de calidad y el envío a un laboratorio de las muestras correrá cuando hay un cambio de titularidad de los granos (compra-venta), con lo cual los denominados “autoconsumos” de propia producción quedan fuera de la obligación.

 

SIO Granos

 

El certificado de calidad obligatorio es uno de los componentes del SIO Granos, la plataforma electrónica para la información de operaciones de compra venta y canje de granos –y la publicación de precios de referencia– que está vigente por resolución conjunta del Ministerio de Agricultura de la Nación y la Comisión Nacional de Valores (CNV).

 

El proceso de adecuación de las cámaras y los operadores al sistema fue abordado durante la 84ª Reunión Intercámaras, en la sede de la Bolsa de Cereales de Córdoba, y que contó con la participación de esta cámara arbitral y las de Cereales de Bahía Blanca, Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Rosario.

 

Para canalizar la información en torno de la calidad de los granos, el país fue dividido en 24 regiones. “El sistema consta de dos vías: la información de los precios de todas las operaciones que se hacen en el día, tanto de exportación como a fábricas, de manera que los operadores podrán hacer un seguimiento de las distintas operaciones y condiciones de precios ingresando a una página web (www.siogranos.com.ar).

 

A la vez, la Resolución 32 agrega la obligación de que todas las operaciones deberán contar con el certificado de calidad de los granos comercializados”, explicó Juan Martín Buteler, presidente de la Cámara de Cereales y Afines de Córdoba.

 

En una rueda de prensa en la sede de esta entidad estuvieron además Raúl Nannini (Cámara Arbitral de Cereales de Rosario); Jesús José Fernández (Cámara Arbitral de Cereales de Santa Fe), Alberto Díaz (Cámara Arbitral de Cereales de Bahía Blanca), Miguel Ángel Paul (Cámara Arbitral de Cereales de Entre Ríos) y Jorge Viola, de la Cámara Arbitral de Cereales de Buenos Aires.

 

“Todos los contratos que se informan en el SIO Granos tienen una correspondencia con mercadería entregada que, a su vez, tiene que ser analizada. El sentido de esta resolución en la parte analítica tiene que ver con la información y la estadística que no tenía hasta ahora el país en cuanto a la calidad de la producción”, mencionó Díaz.

 

Adecuaciones

 

Las cámaras arbitrales evaluaron que el cumplimiento de esta resolución demandará adecuaciones a nivel de la logística y de la capacidad de los laboratorios. Los análisis serán obligatorios a los fines estadísticos, pero no de la comercialización o del arbitraje.

 

El análisis de calidad de referencia estará ligado a un contrato con un número de SIO Granos. En materia de precios, las operaciones se informarán en el día, con los valores que se pagaron en los distintos puertos o destinos. En tanto, la certificación de calidad no será simultánea y permitirá contar con un “mapa de calidad” de los granos a nivel país.

 

Como ejemplo, se citó que en el caso de la soja, en los últimos años la apuesta a mayores rendimientos tuvo como contrapartida caídas en calidad proteica; contar con un mapeo a nivel país ayudaría a tomar medidas para corregir este problema a escala regional.

 

A nivel práctico, si en la operación interviene un corredor, será este quien informará los precios al sistema; si no hay un corredor, el informante será el comprador.

 

En el caso de las muestras de calidad, el comprador es quien tiene la obligación de tomarlas y enviarla a la cámara arbitral o a un laboratorio independiente para su respectivo análisis.

 

Mapa de calidad

 

Certificado. La Resolución 32 del Ministerio de Agricultura de la Nación dispuso que todas las operaciones de compra-venta de granos registradas en el SIO Granos deberán contar con un certificado de calidad expedido por laboratorios de análisis de calidad registrados (pueden ser los que disponen las cámaras arbitrales u otros).

 

Fines estadísticos. Los análisis deberán realizarse sobre cada uno de los vagones o camiones que se operen, pero no implicará individualizar a los operadores sino contar con un “mapa de calidad” de los granos en 24 zonas productivas en el país.

 

La Voz del Interior

Aseguran que la Mesa de Enlace no se quebró

 

En la jornada de ayer se anunciaron una seria de medidas de fuerza por parte de entidades del agro en rechazo a las políticas agropecuarias que son llevadas adelante por el Gobierno nacional. Por un lado, la SRA, CRA y ConInAgro, realizarán un cese de comercialización agropecuario del 11 al 13 de marzo. Mientras que por otro lado, FAA realizará una Jornada Nacional de Protesta el 19 de marzo. Así será la primera vez desde 2008, que el campo va dividido al paro contra el Gobierno.

 

Al respecto, Egidio Mailland, Presidente de ConInAgro, señaló en entrevista exclusiva con fyo: “FAA decidió no acompañar la medida que decidimos en conjunto las otras tres entidades de la mesa, tiene otro plan de acción, a lo cual, por supuesto, nosotros no lo tomamos como un quiebre de la mesa sino simplemente es una entidad que no adhirió a este esquema que presentamos las otras tres, nada más. Seguramente cuando vayamos al interior, a las asambleas con los productores probablemente nos acompañe, así lo hizo saber".

 

En medio de la polémica por el paro dividido, Príncipe, Presidente de FAA, dijo que esta situación no representa el fin de la Mesa de Enlace. "Categóricamente no se rompe la Mesa de Enlace. Que el productor tenga la tranquilidad de que cada uno con estrategias distintas peleamos para llevar soluciones", afirmó. Y subrayó sobre la continuidad en el frente rural: "Nos vamos si nos echan".

 

"Para nosotros es un error no adherir al paro", dijo Elvio Guía, director de FAA de Entre Ríos, que también cuestionó el reciente acercamiento de la entidad con el Gobierno. "Es un error político subirse al barco [por el Gobierno] cuando todos se están bajando", agregó. Incluso, otros dirigentes que hablaron con Buzzi, que promovió al actual presidente de la entidad, aseguran que le escucharon decir: "Me equivoqué con Príncipe".

 

Cese de Comercialización Agrpecuario

 

En tanto, sobre la medida anunciada para el 11 de marzo, que se extenderá por tres días, Mailland sostuvo: "“Contamos con una fuerte adhesión de economías regionales que la están pasando muy mal y quieren elevar su voz de protesta y reclamo".

 

"Estamos casi seguros que no vamos a tener respuesta por eso tenemos previsto continuar con otras medidas y fuimos convocados por otras regiones del país, tanto del norte como del sur, nos están llamando para que vayamos a acompañar, y es nuestro deber gremial acompañar a los productores en su reclamo”, sentenció el Presidente de ConInAgro.

 

Respecto al cese de comercialización fyo quiso saber si irá acompañado de cortes de ruta, a lo que Egidio aseguró que no estarían movilizándose en las calles. “No es nuestra intención molestar al ciudadano común, para nada, es una jornada de protesta, de ninguna manera queremos alterar la pacificación y la vida cotidiana de la gente”, afirmó.

 

Reclamo para cambiar políticas agropecuarias

 

Son variados los reclamos por los cuáles se realiza la medida de fuerza.

 

Trigo

 

“La medida para el trigo es urgente. Tenemos la región sudoeste de Buenos Aires donde el trigo más que un cultivo es una economía regional, que no se pueda exportar, que no se pueda vender”, argumentó el Presidente de ConInAgro.

 

Lechería

 

“Otro relamo es para el sector de la lechería que está vendiendo a un 20, un 30% menos del valor que deberían colocar su producto, ahora están inundados lo que agrava aún más su situación”, comentó Mailland.

 

Soja

 

“La economía sojera tiene un problema urgente de retenciones que está atentando contra el precio pleno que recibe el productor y están en situación de quebranto en varias regiones”, sentenció.

 

Atraso Cambiario

 

“Otro tema es el endeudamiento cambiario para las economías regionales que no pueden exportar ni pueden cosechar la fruta, va a ser muy grave la situación para esas economías”, afirmó.

 

Fuente: fyo, La Nación

Trigo: se agudiza la situación

 

El sector de Corredores de Cereales se expresó en cuanto al acuerdo que había realizado la Federación Agraria Argentina, donde claramente definieron como inequitativo el hecho de que se de cupos a ciertos asociados de algunas cooperativas allegadas a dicha federación. En nuestra zona el trigo representa una verdadera bandera, que la región debe seguir agitando. Este de año el productor ha llegado al final de una película donde ni siquiera sabe que va a pasar de aquí en adelante. Por eso, creo que es el peor año de todos los últimos que veníamos transitando con respecto a la comercialización del cereal.

 

Esto arrancó mal en el 2008, cuando el Gobierno impone la resolución general N°543, al no salir la N°125 por el Congreso de la Nación.

 

Esto impone un sistema de exportaciones con cupos de roes a los exportadores. Con esto se empezó a distorsionar todo el mercado, la oferta y la demanda. Se empezó a trastocar todo.

 

Esto llevó a que haya una menor competencia, también un sistema de compensación y cupos para vender. Siempre todo fue tocando y afectando a la oferta, a la demanda, a los precios y a la libre comercialización.

 

Tuvo un pico de ironía o de locura en el año 2013, cuando al no haber oferta, los trigos llegaron cercanos a los $4000 por tonelada. Es decir, cuando había precios no estaba la mercadería para comercializar.

 

Este año siguió intervenido y ahora con Roes automáticos. El sudoeste de la provincia de Buenos Aires o el sur de La Pampa no están teniendo acceso a estos roes porque no hay cooperativas. Esto ha hecho que los trigos de la región no se hayan podido comercializar.

 

Otro de los grandes temas es la calidad. Los técnicos indican problemas de exceso de agua por falta de paquetes tecnológicos aplicados por el productor.

 

Los trigos este año tienen muy buena calidad, pero no tienen proteínas. Todos los trigos están por debajo del 10% de proteínas. Este año, con más énfasis que en otros, los compradores han puesto una vara para comprar mercadería que si o si exige un 10,5% de proteínas.

 

Creo que el 75 u 80% de los trigos de la zona están por debajo de ese nivel, lo cual es otro problema muy importante en ese sentido.

 

Esto está trayendo grandes problemas. Creo que en 15 o 20 días se van a dar algunos detonantes complicados. Sinceramente aquel productor que ya ejecutó su cebada u otras herramientas que tenía para seguir subsistiendo y no le queda nada más que el trigo, no tiene con qué pagar sus compromisos.

 

Constantemente estoy recibiendo llamados de productores muy preocupados. La verdad es que soluciones en un corto plazo no se están viendo. Quizás, ahora, desde las entidades madres salgamos a plantear los reclamos. Pero es más de lo mismo. Me da la sensación que todos los reclamos caen en un saco roto. Nadie se hace cargo de nada.

 

Realmente es preocupante la situación. Nosotros vemos que no hay salida en el corto plazo. El trigo está pero no se puede ejecutar, ni siquiera mal vendiéndolo. No tenemos quien lo compre.

 

Nosotros como corredores esta semana hemos estado trabajando con distintos centro de corredores del país. Vamos a volver a salir con otra gacetilla de prensa desarrollada entre todos los centros, poniendo de manifiesto y mucho énfasis en la distorsión y todos los problemas que se vienen acarreando desde la resolución 543.

 

Los precios de los cereales y oleaginosas a nivel mundial en los últimos 6 u 8 meses ha venido bajando en un tobogán importante. Eso no es culpa de nuestro gobierno, sino que es una cuestión de oferta y demanda mundial, porque hace mucho tiempo que no se veía que todos los países lleguen a buen término con sus cosechas. Esto ha hecho que todos los commodities bajen de una manera importante. Esto también afecta.

 

Por Maximiliano Abraham del Centro de Corredores de Cereales de Bahía Blanca

 

Para Infosudoeste

Trigo: la zona sufrirá la quita de 1.300$ millones

 

Las distorsiones del mercado del trigo, causadas por las retenciones y la cuotificación de las ventas al exterior, provocarán este año una quita de recursos al sudoeste bonaerense del orden de los 1.300 millones de pesos (unos 150 millones de dólares). Así lo indicó un informe difundido por la dirección de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, en el que también se dejó en claro que, con esta transferencia de recursos hacia otros eslabones de la cadena, “la ecuación económica de la producción de trigo en el sudoeste se ubica en situación de quebranto”.

 

La entidad alertó que, a precios de mercado de 150 dólares por tonelada, el rinde necesario para cubrir los costos de producción y comercialización es muy superior a los 2.550 kilos por hectárea cosechados en la zona.

 

“Los costos de la política comercial son demasiado altos para poder ser afrontados por el productor, y hacen inviable la ecuación de producción. Los números no sólo muestran erosión de rentabilidad, sino que acusan quebranto”, se indicó.

 

“La situación se torna más preocupante en zonas donde la producción de trigo es la principal actividad generadora de ingresos y donde la viabilidad de otras producciones es más que acotada, como el sudoeste bonaerense”, se añadió.

 

Desde la Bolsa de Cereales se insistió, una vez más, en que "la necesidad de un cambio de fondo es imperiosa”.

 

De extenderse las condiciones actuales -advirtió la entidad-, en el futuro próximo se podrá ver a más “productores desfinanciados, con serias dificultades para afrontar compromisos e imposibilitados de concretar la siembra de la venidera campaña”.

 

Los números

 

De acuerdo con el informe difundido por la Bolsa de Cereales, la campaña de trigo 2014-2015 en los 12 distritos del sudoeste bonaerense arrojó una producción total de 1.750.000 toneladas, fruto de la recolección de 690 mil hectáreas y un rinde promedio de 2.550kg/ha.

 

“Considerando un precio medio de venta del orden de 150 dólares por tonelada, la región contabiliza un valor bruto de producción de 260 millones de dólares; es decir, 2.200 millones de pesos”, se indicó.

 

En cambio, si se calcula el valor bruto de producción en base a precio de exportación (FOB) -que actualmente está fijado en unos 250 dólares por tonelada- la región da cuenta de una generación de recursos por 435 millones de dólares.

 

En este punto es donde irrumpe el primer factor de distorsión: los derechos de exportación o retenciones, con una alícuota del 23%.

 

Gracias a este impuesto, por cada tonelada vendida al exterior el gobierno se queda con 57,5 dólares. Si se multiplica esa cifra por las toneladas de trigo que se cosecharon en el sudoeste en esta campaña, se observa que la quita en perjuicio de los 12 distritos de la zona asciende a más de 100 millones de dólares.

 

El otro elemento de distorsión es provocado por la fijación de cupos de exportación, lo que elimina la libre puja entre la molinería y los exportadores para hacerse con la producción.

 

“El precio de exportación de trigo es de 250 dólares. Si se descuentan los derechos de exportación (57,5 dólares) y gastos asociados a la exportación (15 dólares), se arriba a los 177,5 dólares”, se señaló desde la Bolsa de Cereales.

 

Sin embargo -se añadió- los productores perciben actualmente 150 dólares por tonelada en el mercado interno, lo que habla de una distorsión adicional de 27,5 U$S/Tn.

 

Si se considera las 1,75 millones de toneladas cosechadas en el sudoeste, esta la transferencia de recursos por restricciones a la exportación asciende a unos 50 millones de dólares.

 

La Nueva